Uno de cada 6 adultos de 15 o más años se halla afectado por alguno de los trastornos crónicos más frecuentes en España: dolor de espalda lumbar (18,6%), hipertensión arterial (18,5%), artrosis (18,3%) o colesterol elevado (16,4%).

El dolor de espalda lumbar encabeza la lista de los problemas de salud crónicos más frecuentes en España, con el 18,6% de la población afectada.

 

El dolor de espalda lumbar encabeza la lista de los problemas de salud crónicos más frecuentes en España, con el 18,6% de la población afectada; seguido de la hipertensión arterial, y de la artrosis, artritis o reumatismo, afecciones reumáticas que ocupan el tercer puesto, según recoge el último informe anual del Sistema Nacional de Salud (SNS), 2013, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Según dicho informe, alrededor de 1 de cada 6 adultos de 15 y más años padece alguno de los trastornos crónicos más frecuentes: dolor de espalda lumbar (18,6%), hipertensión arterial (18,5%), artrosis, artritis o reumatismo (18,3%), colesterol elevado (16,4%) y dolor cervical crónico (15,9%). “Lo cual demuestra que, en conjunto, las enfermedades reumáticas son las dolencias crónicas más frecuentes en nuestro país y suponen un gran impacto sociosanitario no sólo para los afectados, sino también para todo el sistema de salud”, asegura la Dra. Montserrat Romera Baurés, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER).

Además, la mayoría de los problemas crónicos observados son más frecuentes en mujeres que en hombres, incluido este grupo de afecciones reumáticas, concluye el estudio del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. A juicio de la Dra. Romera, “las enfermedades reumáticas pueden ser altamente discapacitantes y tienen una tendencia frecuente a la cronicidad, por lo que es necesario mejorar la calidad asistencial y dotar al sistema sanitario de un número adecuado de especialistas”.

Lumbalgia: importante prevenir

Según el estudio EPISER de la Sociedad Española de Reumatología (SER), aproximadamente, el 80% de la población va a sufrir este tipo de dolor en algún momento de su vida, siendo la mayoría de las veces de causa benigna. Sin embargo, si esta dolencia no se trata a tiempo o de la forma correcta, este dolor puntual puede llegar a ser crónico

Las malas posturas tanto en el trabajo como en la vida diaria, el sedentarismo, la obesidad y algunas actividades –sobre todo laborales- en las que se requiere un gran esfuerzo físico, suelen ser los detonantes de este tipo de dolencia.

En opinión de la Dra. Romera, la mejor manera de prevenir el dolor de espalda lumbar es “prestar atención al cuerpo evitando cargar pesos, hacer ejercicio para desarrollar la musculatura de la espalda, que es la mejor prevención para evitar el dolor, y mantener un estilo de vida saludable –fumar es un factor predisponente para el dolor de espalda-. Si existe sobrepeso, hay que aumentar el nivel de actividad y comer sano para ponerse en forma”.

 

 

JANO.es