En torno al 40% de los pacientes con cáncer son mayores de 70 años, cifra que irá en aumento debido al envejecimiento de la población, tal y como afirma la doctora del servicio de Hematología Clínica del Instituto de Oncología de L’Hospitalet Concepción Boqué, coordinadora del Grupo Español de Hematogeriatría de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

el factor de riesgo individual más importante para el cáncer es el envejecimiento.
Esta y otras muchas afirmaciones se desvelaron durante el encuentro celebrado en Madrid, organizado por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), donde se analizaron estrategias para dar respuesta a este problema que representan los pacientes con cáncer mayores.

Así, la jornada ‘La equidad en terapias innovadoras en los pacientes oncohematológicos mayores’, dirigida a los especialistas en Oncología, Hematología, Oncología Radioterápica y Geriatras, y en la que participaron ponentes profesionales de reconocido prestigio, sirvió para poner de relieve la situación actual de la Oncogeriatría en España y de la Oncohematología en los pacientes mayores y analizar cuál es el papel del geriatra en este proceso.

La oncología está muy ligada a la edad, con un plan de tratamiento que puede ir desde el más estándar hasta los cuidados paliativos a los que están en una situación más avanzada y frágil. Por este motivo, la doctora Boqué aseguró que “es fundamental que evolucionemos hacia un modelo en el que todo el paciente mayor tenga acceso a ser valorado de forma más profunda y, una vez que se han detectado los problemas, tenga acceso a un apoyo adecuado, personalizado e individualizado”.

Los expertos reunidos en la jornada coincidieron en señalar que el factor de riesgo individual más importante para el cáncer es el envejecimiento y este hecho, ligado a una mejora en la calidad de vida de la población, según la Organización Mundial de la Salud, provocará un incremento del 11% al 22% en la población mayor de 60 años entre 2000 y 2050. Es decir, un aumento de 605 millones a 2.000 millones en el transcurso de medio siglo.

Además, datos del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos revelaron que el 60% de todos los tumores malignos aparece en personas que ya han superado los 65 años de edad; aproximadamente la mitad de ellos se presentan una vez cumplidos los 70, y hasta una sexta parte, en los ancianos mayores de 80 años.

Dicho encuentro fue organizado por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), una de las sociedades europeas más numerosa y activa que actualmente cuenta con más de 2.450 socios de áreas multidisciplinares, y la colaboración de la compañía biotecnológica Celgene, multinacional dedicada al desarrollo de importantes tratamientos para personas con enfermedades graves o debilitantes en las cuales existen escasas o nulas opciones terapéuticas.