La Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria de Cataluña (AIFICC) y la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE) editan una guía sobre la desnutrición en los ancianos y en pacientes con cronicidad.

Según datos de la Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria de Cataluña (AIFICC) y la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE), que acaban de publicar conjuntamente una guía sobre la desnutrición en los ancianos y en pacientes con cronicidad, un 4% de la población mayor de 65 años padece desnutrición y entre un 22-25% está en riesgo de padecerla.

En España hay unos 7,9 millones de personas mayores de 65 años, y unos 2,2 millones de mayores de 80 años. Un alto porcentaje de esta población presenta desnutrición, básicamente debida a enfermedades crónicas, problemas de masticación y deglución por la disminución de la secreción de saliva o alteraciones en la dentadura.

La guía de AIFICC y la SENPE describe los factores de riesgo asociados a la desnutrición como: la disfagia (que afecta entre el 30-40% de las personas mayores), los problemas buco-dentales, el riesgo de aislamiento social, las enfermedades que cursan con anorexia o aumento de las pérdidas de nutrientes (vómitos, diarreas), la polimedicación o la depresión.

También permite hacer un cribado y una evaluación a partir de un test observacional y una breve encuesta. En función de los puntos obtenidos se obtiene una valoración del estado nutricional del paciente. La guía también describe un plan de intervención nutricional donde se determina el tipo de textura de la dieta, y alimentos que es necesario que la conformen.

 

JANO.es